Dia 18 Muxía

Después delos días anteriores, me merezco un descanso. El día amanece soleado en Muxía después de haber pasado una buena noche en el Bela Muxía. Salgo a ver el pueblo, camino hasta el punto más alto desde donde se ve perfectamente como el pueblo está asentado en una península con el mar en dos lados.

Muxía tiene una belleza especial y no hago más que sacar fotos e intentos de vídeos panorámicos. Me gusta y disfruto de mi estáncia aquí, pero no dejo de tener la sensación de que esta prolongación a la costa me va a retrasar bastante en mi viaje de vuelta. La orografía es muy accidentada y las previsiones de tiempo para los próximos días no son nada buenas.

En el albergue dejo pagada la siguiente noche, Celia y Ángel no hacen más que ofrecerse a ayudarme en todo y darme facilidades y consejos. Sigo haciendo el turista haciendo más fotos que nunca, el agua es cristalina, la playa limpísima y las rocas rebosan vida. Como en el albergue y para cenar voy a un sitio con menú de peregrino que me recomienda Celia, Sopa de pescado de primero y sardinas y jureles de segundo. No está mal pero esperaba algo más gustoso siendo supuestamente pescado de la zona. Unas navajas que también probé en otro sitio no pasan de discretas.

En Muxía empecé este blog y la cuenta de flickr que espero que me ayuden a documentar este viaje.

Por la tarde voy a Monte Corpiño, el punto alto del pueblo para ver la puesta de sol y seguir haciendo fotos. La lástima es que está nublado y no saldrán las imágenes que podrían salir un día claro. Para mañana está anunciada lluvia, ya veremos…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s